preloader

Alopecia no-inflamatoria en perros

Introducción

La alopecia no inflamatoria canina (ANI), engloba diferentes trastornos caracterizadas por la caída del pelo por un problema en el ciclo de crecimiento del pelo, englobando trastornos endocrinos, displasia folicular, alopecia después del pelado del animal. Se produce por un problema en la fisiología del folículo piloso, es decir, en la formación, creando un fallo en su ciclo. La alopecia se produce, a medida que el pelo se pierde, estando inactivos estos folículos.

A pesar que cada vez se conoce más al respecto, todavía se desconocen los factores que desencadenan dicha patología. Debido al desconocimiento que lo desencadena, otro de los nombres de esta ANI es alopecia X.

El diagnóstico se debe realizar por la historia clínica, realizando un diagnóstico diferencial de causas inflamatorias, hormonales (hiperadrenocorticismo, hipotiroidismo, hiperestrogenismo) y otras alopecias (como la alopecia clínica de los flancos). Además de realizar una histopatología.1.

A nivel histológico, a pesar de la falta de estudios, aparecen lesiones caracterizadas por trastornos en el ciclo del folículo, observándose un aumento en la prevalencia de folículos en telogen, siendo atróficos. Esto indica una alteración en la fase de anagen. A pesar de ello, son necesarios más estudios para un correcto entendimiento de esta alopecia2. Las glándulas sebáceas son normales y no hay atrofia dérmica.

Debido a todo el conjunto de la patología, la terapia de esta ANI resulta todo un reto. Las opciones terapéuticas son la castración, melatonina, mitotane, acetato de osaterona, acetato de medroxiprogesterona, fulvestrant y trilostano.

Pensando en los primeros estudios realizados por Endre Mester (considerado el padre de la terapia láser), donde investigó sobre el efecto del láser en el cáncer de piel en ratones. Lo que observó, fue que el pelo afeitado de los ratones crecía más rápidamente. De ahí, surgieron los primeros estudios del láser terapéutico.

A pesar de que se sigue desconociendo la etipatogenia de la enfermedad, existe un estudio en medicina veterinaria publicado en la revista Veterinary Dermatology en 2014, donde estudiaron los efectos de la terapia láser en la alopecia no inflamatoria. En la elección de los pacientes, descartaron aquellos con problemas de hipotiroidismo y Cushing. Diagnosticando esta ANI por la historia clínica y por la histopatolgía de los pacientes. En dicho estudio fueron incluidos siete pacientes, en su histología no se observó infiltrado inflamatorio. Dos casos mostraron alopecia en los flancos (presencia de quenogen, así como hiperpigmentación); otros dos casos la alopecia se produjo después de pelarlos y tres casos no había una histopatología específica, mostrando una reducción en el tamaño de los folículos3.

Estos pacientes se trataron dos veces por semana durante una media de dos meses, cuatro pacientes recibieron un total de 16 tratamientos, mientras que los tres restantes recibieron un total de 10 tratamientos. Al final del estudio, se pudo observar una importante mejoría en seis de estos pacientes. Mientras que, en el otro paciente se observó mejoría, siendo menos significativa que en el resto de pacientes. Uno de los lados se usó como control, mientras que el lado contralateral se trató con terapia láser. En el estudio histológico, se observó que el lado tratado con láser el número de folículos por área se había incrementado en un 93%, mientras que el lado control se había incrementado tan solo en un 9%3.

A pesar de la necesidad de realizar mayores estudios, para entender más la patología y entender mejor como la terapia láser puede ayudar, este estudio demostró los beneficios de la terapia láser en la alopecia no inflamatoria canina.

Doctorvet se adapta al estudio presentado, para ello es recomendable el protocolo de herida abierta (open flesh), usando la pieza de mano en barrido, ajustándonos al área de tratamiento de la zona de lesión. Realizando la técnica de barrido. Para adecuarnos al estudio, el tratamiento se realiza dos veces/semana.

BIBLIOGRAFÍA
  1. Frank et al. Comparative dermatology- canine endocrine dermatoses. Clin Dermatol (24): 317-325. 2006
  2. Müntener et al. Canine noninflammatory alopecia: a comprehensive evaluation of common and distinguishing histological characteristics. Vet. Dermatology (23): 206-e44.
  3. Olivieri et al. Efficacy of low-level laser therapy on hair regrowth in dogs with noninflammatory alopecia: a pilot study. Vet. Dermatology 1-6. 2014

¡Ver es creer! ¡ Solicite una cita ahora para descubrir cómo funciona DoctorVet!