preloader

Alopecia no-inflamatoria en perros

Introducción

La pododermatitis o también conocida como necrosis avascular es una patología frecuencia en la especialidad de exóticos. Para entender cómo el láser puede resultar de utilidad, es importante conocer las anatomía del conejo, así como los factores desencadenantes de la patología.

Los conejos se caracterizan por no tener almohadillas. La piel es delgada y se encuentra adherida a los tejidos subyacentes, el pelaje ayuda a proteger la cara plantar del metatarso, siendo digitígrados. El flexor digital se encuentra en continua tensión permitiendo el salto.

Una de las razones de la pododermatitis es el sobrepeso  o una mala alimentación, la falta de actividad, la jaula con un mal sustrato, humedad y la falta de higiene son factores predisponentes.

En los casos de pododeramtitis los ligamentos se erosionan ocasionando una mala distribución del peso y causando mayor lesión, además esto a su vez, conduce a una menor movilidad, lo que conduce a una mayor lesión1.

Debido a la redistribución del peso por los factores desencadenantes de la pododermatitis, se produce una presión en la zona metatarsal, que conduce a inflamación isquemia y necrosis de los tejidos blandos, todo esto puede provocar trombosis de pequeños vasos sanguíneos. Lo que se observa es inflamación, eritema así como una callosidad.

En la inflamación crónica se produce una hiperqueratosis del epitelio, así como una ulceración superficial. La lesión, sin que se trate en este momento, puede afectar a tejidos subcutáneos, erosionando la vasculatura subyacente lo que conduce a hemorragia. Además, como consecuencia de esta lesión puede haber una infección bacteriana siendo los microrganismos más habituales en conejos S aureus y Pasteurella multocida en conejos, además de hongos1.

La pododermatitis puede seguir avanzando hasta la afectación de ligamentos, tendones y tejido óseo, siendo esta fase el pronóstico más reservado. Otras complicaciones que se pueden observar son septicemia como consecuencia de la infección.

Existen diferentes clasificaciones basadas en el grado de afectación. Una de ellas la de Jenkins es de 1-32, mientras que Mancinelli lo clasifica de 0-63, siendo 3 y 6, respectivamente el máximo de lesión con afectación tejidos más profundos.

Para el diagnóstico es fundamental la anamnesis, así como los signos clínicos del paciente, realizando una correcta exploración, además pueden ser necesaria la realización de un cultivo, citología, radiografías y analítica sanguínea.

El tratamiento se basa en función del grado de afectación, en el que se incluye corregir los factores predisponentes (control del peso, corregir la dieta, mejorar la higiene y movilizar al paciente), realizar curas de la heridas y la administración de antibióticos y analgésicos.

Además, Blair et al. Recomiendan la terapia láser para ayudar al proceso de cicatrización, tratando dos veces en semana durante tres semanas, junto con una terapia multimodal en la que se incluyan los tratamientos mencionados anteriormente2.

Por tanto, aunque son necesarios más estudios, por los efectos de la terapia láser se convierte en una herramienta eficaz en el tratamiento multimodal de la pododermatitis en conejos. Por la cicatrización de los tejidos blandos, los beneficios en tendinopatías y en problemas óseos, así como la función antimicrobiana que presenta para S. Aureus4.

Doctorvet puede ayudar, adaptándose al artículo de Blair, manteniendo la agenda de tratamiento recomendada. Si se trata de afección solo del tejido blando, se combinará infección superficial, inflamación y cicatrización. Mientras que si se afectan tejidos más profundos se combina infección profunda junto con la elección de problemas articulares. Se aplica en modo no contacto usando la pieza de mano de barrido.

BIBLIOGRAFÍA
  1. Textbook of rabbit medicine. 2nd edition. Butterworth-Heinemann. 2013.
  2. Blair et al. Bumblefoot: a comparison of clinical presentation and treatment of pododermatitis in rabbits, rodents, and birds. Vet Clin North Am exot Anim Pract. (3): 715-735. 2013.
  3. Mancinelli et al. Husbandry risk factors associated with hock pododermatitis in UK pet rabbits (Oryctolagus cuniculus). Vet. Record 26. 2014.
  4. Borstein et al. Near- infrared photoinactivation of bacteria and fungi at physiologic temperatures. Photochem-photobio. (6): 1364-1374. 2009

¡Ver es creer! ¡ Solicite una cita ahora para descubrir cómo funciona DoctorVet!